En 2011 la familia Brescia Cafferata, a cargo de uno de los grupos inversores más importantes del país, con intereses en múltiples sectores de la economía, decide adoptar un nuevo nombre corporativo basado en ambos apellidos: BRECA. La marca debe reemplazar en el largo plazo el apelativo común “Grupo Brescia”. Se nos encargó desarrollar la identidad gráfica de este holding empresarial, así como su relación gráfica con las diferentes empresas que lo conforman.